En 2019 se pueden jubilar los trabajadores que:

  • Con 65 años quienes tengan cotizados al menos 36 años y 9 meses con el 100% de la pensión. 
  • Con 65 años y 8 meses si se tiene el periodo mínimo de cotización, pero no se llega a 36 años y 9 meses cotizados

El sistema de jubilación está en un periodo de transición por el que cada año se va aumentando poco a poco la edad de jubilación hasta el año 2027.  Todos los años hay “dos edades” legales de jubilación contributiva, dependiendo de los años de cotizaciones que haya logrado acumular el trabajador.

El primer paso, por lo tanto, es conocer cuánto tiempo tenemos cotizado. Esto se puede conocer pidiendo nuestra vida laboral a través del portal de la Seguridad Social, en la Sede Electrónica de la Seguridad Social o a través del portal de Tu Seguridad Social.

Una vez que se conocen cuántas cotizaciones se tienen, se puede saber su edad de jubilación.  Siempre hay que tener en cuenta que existe un mínimo de cotizaciones necesarias para acceder a la jubilación contributiva, que es de 15 años, de los cuales al menos 2 años deben haberse cotizado dentro de los últimos 15 anteriores a la jubilación. Si no se cumplen estos mínimos, puede intentar solicitar una pensión no contributiva.

¿Puedo anticipar mi edad de jubilación?

Como acabamos de ver, existe una edad legal de jubilación ordinaria, pero también la normativa permite jubilarse antes de esa edad en determinados casos:

  • Algunas profesiones anticipan la edad de jubilación. Es el caso por ejemplo de los mineros, el personal de vuelo, los trabajadores ferroviarios, bomberos, artistas y recientemente, los policías locales. Son especiales por la realización de actividades penosas, tóxicas, peligrosas o insalubres.
  • Los mutualistas (cotizantes antes del 01/01/1967). Tienen un régimen especial que les permite jubilarse, con coeficientes reductores, a partir de los 60 años.
  • Los trabajadores afectados por una discapacidad igual o superior al 45% o al 65% también pueden adelantar la edad de jubilación.
  • Jubilación anticipada voluntaria. Existe la posibilidad de jubilación voluntaria anticipando en dos años la edad de jubilación. Así, en este momento el trabajador puede decidir jubilarse a los 63 años si cumple determinados requisitos (como tener al menos 35 años cotizados) y aceptando una reducción en su pensión.
  • La jubilación anticipada forzosa para los trabajadores en desempleo. La jubilación se produce a los 61 años si acumulan 33 años de cotización efectiva y cesaron en su trabajo como consecuencia de un ERE, despido objetivo, etc.

Desde Jubera y Jubera le podemos ayudar a planificar su jubilación y hacer un estudio sobre su futura pensión. Solicítenos información aquí.