A la hora de plantearse la realización de un testamento, siempre pensamos en los bienes que poseemos, empezando por nuestra vivienda habitual. En ocasiones, y con el ánimo de facilitar el reparto de la herencia, el testador hace un reparto de sus bienes, adjudicando a un único heredero la vivienda habitual. Puede ser una fórmula para evitar problemas familiares, pero lo que quizás no sabemos es que al hacer el legado de la vivienda habitual a un único heredero, provocamos que los demás herederos tengan una tributación más elevada en el impuesto de sucesiones y donaciones.

Qué pasa cuando sólo un heredero es el beneficiario

Cuando una persona fallece y sus herederos, cónyuge, descendientes, ascendientes o parientes colaterales (estos últimos que hayan convivido durante dos años anteriores al fallecimiento) reciben en herencia su vivienda habitual, tienen derecho a una reducción del 95% del valor del inmueble en la liquidación del impuesto de Sucesiones y Donaciones, con el límite de 122.606,47 €.

Si deja la vivienda a un solo heredero, sólo él puede aplicar la reducción. Pero si no se hace el reparto en el testamento, son los herederos los que deciden cómo adjudicarse los bienes y todos pueden aplicarse la reducción del 95% (con el límite de 122.606,47 € cada uno). De esta forma el impuesto total a satisfacer por los herederos es inferior.

Cuando en el testamento no se hacen legados, los herederos aceptan la herencia y deciden como adjudicarse los bienes, y todos pueden aplicar la reducción por la vivienda habitual, aunque sólo se la adjudique uno de ellos.Herencias: Legado de vivienda habitual

 

Qué pasa cuando todos los herederos son beneficiarios

Desde Jubera y Jubera te recomendamos que no dejes la vivienda habitual a un único heredero. Fiscalmente es más adecuado que se la dejes a todos los herederos y que ellos sean los que decidan quién se la adjudique. Así todos podrán acogerse a la reducción del 95%  (con el límite de 122.606,47 € cada uno) y la tributación global en el impuesto de sucesiones y donaciones se verá reducida.

 

Como ya sabes, en Jubera y Jubera te ofrecemos asesoramiento jurídico a la hora de realizar tu testamento y a la hora de recibir una herencia. No sólo realizamos la Tramitación de Herencias, sino que también realizamos:

  • Estudio inicial y presupuesto sin compromiso
  • Intervención y búsqueda de acuerdos familiares
  • Gestión y tramitación en los diferentes organismos
  • Liquidación del impuesto de sucesiones y donaciones

Si tienes alguna duda o quieres ampliar información, ponte en contacto con nosotros en el 941 26 00 13 o envíanos un email a herencias@juberayjubera.com.

© Asesoría jurídica Jubera y Jubera